El famoso Monasterio de Santa Catalina en Arequipa

Monasterio de Santa Catalina

Arequipa, conocida como la «Ciudad Blanca», tiene varios atractivos turísticos que debes conocer. Uno de ellos, es el Monasterio de Santa Catalina, un enigmático lugar que impresiona a sus visitantes, no sólo por su colorida arquitectura colonial sino también por los secretos que esconde tras sus muros.

El Monasterio destaca tanto por su belleza y tamaño como por las apasionantes leyendas que lo envuelven.

Historia del Monasterio de Santa Catalina

La historia del Monasterio de Santa Catalina se remonta al siglo XVI. Cuando los españoles ya estaban asentados en Perú, Francisco de Toledo visitó la ciudad de Arequipa y escuchó los deseos de sus pobladores, quienes pedían la creación de un lugar en el que las monjas pudieran realizar su trabajo y tener la vida religiosa que deseaban.

El virrey ordenó la construcción de un gran monasterio sin saber que, años más tarde, se convertiría en uno de los más importantes del país.

El Monasterio de Santa Catalina acogió durante años a cientos de monjas que vivían sin prácticamente ninguna conexión con el exterior.

En 1970, decidieron abrirlo al público para que todos los turistas y ciudadanos de Arequipa pudieran conocer y disfrutar de este enigmático lugar.

Desde entonces, el Monasterio de Santa Catalina se ha convertido en una parada obligatoria para los turistas que llegan a la Ciudad Blanca y, desde hace unos años, este lugar es uno de los destinos más turísticos y visitados de Arequipa.

Monasterio de Santa Catalina en Arequipa, uno de los mejores atractivos de la ciudad blanca
Monasterio de Santa Catalina en Arequipa, uno de los mejores atractivos de la ciudad blanca

¿Quién construyó el Monasterio de Santa Catalina?

Santa Catalina de Siena es la santa que inspiró este monasterio. El Monasterio es una ciudadela de mujeres dedicadas a la oración, la caridad y la confección de los más deliciosos postres que el paladar pueda imaginar;

Santa Catalina es más que un monasterio, un crisol de secretos que el visitante puede apenas vislumbrar a través de sus recintos, pero cuya verdad quedará entre sus muros para siempre.

¿Cuándo se fundó el Monasterio de Santa Catalina?

El 10 de septiembre de 1579, se fundó el Monasterio de Santa Catalina, una joya de la arquitectura colonial que se mantiene en pie hasta nuestros días.

Las primeras monjas que habitaron aquí provenían de diferentes partes del país y diversas clases sociales: eran criollas, mestizas e incluso hijas de curacas, los jefes políticos del Imperio Inca, pero todas compartían una característica principal: contaban con la misma devoción religiosa.

Los visitantes de todas partes, no solo van en busca de descubrir la historia de sus diferentes ambientes, sino que también esperan sacar la mejor imagen junto a los coloridos claustros y muros de sillar.

¿Cuánto mide el Monasterio de Santa Catalina?

El Monasterio de Santa Catalina tiene más de 20, 000 metros cuadrados y se trata de una construcción poco común y muy llamativa.

Para construir este lugar, los obreros utilizaron los famosos sillares blanco y rosado de la ciudad de Arequipa, provenientes de dos de sus principales volcanes: el Chachani y el Misti.

¿Qué encontrarás en el Monasterio de Santa Catalina?

Una de las características más bonitas de la arquitectura del monasterio es el origen de los materiales con los que se levantaron sus muros.

Las técnicas de construcción traídas por los españoles se mezclaron con la piedra típica del lugar para crear una auténtica obra de arte de la arquitectura colonial de Perú.

En el Monasterio de Santa Catalina hay 22 dependencias como el Patio del Silencio, el Claustro de los Naranjos o el Claustro Mayor, que durante el auge del monasterio eran utilizadas para diferentes fines y que ahora son accesibles para todos los públicos.

Asimismo, en el ala norte del monasterio todavía conviven algunas monjas de clausura, por lo que no es extraño cruzarse con alguna religiosa durante la visita a este lugar.

¿Cómo llegar al Monasterio de Santa Catalina?

El Monasterio de Santa Catalina está situado a unas cuadras de la bellísima Plaza de Armas de Arequipa, por lo que puedes llegar andando desde cualquier punto del centro histórico de Arequipa.

Otra opción es llegar por cuenta propia, sólo debes encontrar la calle Santa Catalina que se encuentra a un costado de la Basílica Catedral de Arequipa. En unas 4 cuadras llegarás al famoso Monasterio de Santa Catalina.

¿Cuál es el horario de atención?

El Monasterio de Santa Catalina abre todos los días del año con excepción del Viernes Santo, el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Los horarios son de jueves a lunes de 09:00 a 17:00 y los martes y los miércoles, de 09:00 a 18:00 horas local.

Arequipa es uno de los destinos que no podemos pasar por alto en nuestra ruta por el sur de Perú. Para esta fantástica visita, Machu Picchu Perú Tours te recomienda llevar tus documentos personales y una cámara fotográfica para capturar los mejores momentos de este increíble recorrido. ¿Estás listo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *