Organización social inca

Organización Social Inca en el Tahuantinsuyo

La Organización social Inca durante el periodo del incanato tuvo varios sistemas que los incas utilizaron para tener una civilización ordenada y agrupada de acuerdo a su origen. En la organización social de los Incas, el primer lugar lo ocupaba el Inca, seguidamente la nobleza de sangre, la nobleza de privilegio, el pueblo, los mitimaes y los yanacunas.

Este post te ayudará a comprender mejor que los incas, no sólo eran increíbles arquitectos, sino eran muy hábiles y organizados en el Tahuantinsuyo.

La organización social del Tahuantinsuyo, liderada por el Inca
La organización social del Tahuantinsuyo, precedida por el Inca

¿Cómo era la organización social inca?

La sociedad en tiempo de los incas era rígida y jerárquica. Estaban constituidas por una pirámide donde el inca se encontraba en la cabeza.

El Ayllu

El ayllu fue el elemento fundamental en la organización social Inca. Era el trabajo comunitario hecho por familias, una parte de la producción era destinada a la construcción de los templos, y la otra parte al abastecimiento del estado y la sobrevivencia de la población.

El ayllu era la agrupación de familias o una comunidad semejante a los clanes, unidas por vínculos de sangre, poseedoras de territorios, donde vivían y trabajaban colectivamente. Gobernados políticamente por un solo jefe, el curaca.

La organización social de los incas era clasista

La sociedad incaica fue clasista, quiere decir que estuvo dividida en diferentes clases sociales.

Jerarquía social en tiempo de los Incas

Existieron 3 clases sociales básicas: la realeza, la nobleza y el pueblo.

1.. La Realeza Imperial

Estuvo conformada por la familia real del inca:

El Inca, era la máxima autoridad del Tahuantinsuyo. Era el encargado de ser el nexo entre los pobladores y el universo de dioses y ancestros. Administraba los recursos y establecía alianzas con otros pueblos.

El Auqui, era el hijo del inca. Podría ser el primogénito o sus demás hijos. Todos los posibles incas pasaban a ser Auquis mientras el inca vivía.

La Coya, era la esposa principal del inca y pertenecía a su misma panaca, por eso se la consideraba su «hermana».

2.- La Nobleza

Estuvo formada por algunas familiares y allegados del monarca. Eran los dueños de las mejores tierras, y a su vez se dividían en 4 clases:

Nobleza cusqueña, formada por toda la parentela familiar imperial reinante, cuyo distintivo consistía en deformarse las orejas por medio de pendientes (aretes), a quienes los españoles los llamaron “orejones”.

Nobleza por asociación, estaba formado por los habitantes dentro de un sector geográfico bien definido. Esta gente eran considerados nobles.

Nobleza local, constituido por los curacas y sus familiares. Los curacas era los jefes locales y tribales de los pueblos conquistados. Una vez que éstos conocían al inca, eran considerados nobles pero de menos jerarquía.

Nobleza de privilegio, eran las personas que, por su valiente labor en la guerra, eran incorporados a la nobleza por el inca.

3.- El Pueblo

Era la base del sistema social inca, constituido por el hatun runa y el yanaoca:

Hatun runa, eran los hombres campesinos de los sectores populares. Vivían en zonas rurales, en pequeños poblados y eran cuidadosamente controlados por la administración estatal incaica. Sólo tenían derechos derivados de la organización comunal.

El yanaoca, quienes eran considerados súbditos directos del inca. Gran parte de ellos eran llevados al Cusco para utilizarlos en el servicio personal del inca, de nobles, en la limpieza de los palacios, en las ocupaciones inferiores de la administración; otros se quedaban en diferentes partes del Imperio al servicio de los principales.

Normas en la organización inca

En el Tahuantinsuyo todo era regido por normas y leyes; no estaban compilados en forma escrita en un código, eran más bien un derecho impuesto por la costumbre; por lo que eran claras, precisas y poco numerosas. Cada uno sabía lo que debía y lo que no debía hacer.

  • AMA SUA              No seas ladrón.
  • AMA LLULLA      No seas mentiroso
  • AMA KELLA         No seas perezoso

La conducta moral reposaba en estos tres principios, es decir, la honradez, la veracidad y el trabajo; constituían la base y el patrón de toda la legislación en el orden jurídico y moral de los incas. El incumplimiento de estas normas, era considerado un delito en tiempo de los incas. Por lo tanto la cultura Inca era muy organizada socialmente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *