Perro Pastor Chiribaya

El perro pastor Chiribaya en Ilo

Según la historia, antropólogos hallaron restos de lo que sería una raza de perro pastor de llamas, conocido como el perro pastor chiribaya, que fue parte importante de la estructura social de los antiguos peruanos.

¿Cuál es el origen del Perro Pastor Chiribaya?

La raza de perro pastor chiribaya fue identificada por las 42 momias descubiertas por la antropóloga Sonia Guillén en el distrito de Ilo, departamento de Moquegua, en el distrito de Mollendo y el Valle de Tambo, en la costa sur del Perú.

El perro pastor de Chiribaya es una de las seis razas que habitaron nuestro territorio antes de la llegada de los europeos, un motivo suficiente para rescatarlo del olvido.

¿Por qué se le llamó Chiribaya?

El nombre de “Chiribaya” surge porque los primeros restos arqueológicos de esta cultura se encontraron en la Hacienda “Chiribaya” en el río Osmore de la ciudad de Ilo.

Los restos arqueológicos de estos canes datan de hace alrededor de miles años, además demuestran que tenían un rol productivo en la sociedad de la época, posiblemente ligado al pastoreo o actividades similares.

El Perro Pastor Chiribaya en la Historia

Las investigaciones arqueológicas realizadas en Ilo, por el Centro Mallqui, descubrieron que los antiguos Chiribaya que poblaron este estrecho valle hace mil años también se dedicaron a la ganadería de llamas y alpacas. Para esta productiva actividad económica contaban con la ayuda de perros pastores.

A su muerte, estos fieles compañeros recibían un trato especial para su viaje al otro mundo. Eran envueltos en telas y acompañados de comida a modo de ofrendas en sus tumbas.

Los especialistas están convencidos que fue un perro de trabajo dedicado al pastoreo de llamas y otros camélidos, en el seno de la cultura Chiribaya.

Hoy, los estudios anatómicos y genéticos permiten afirmar que el perro pastor Chiribaya está aún entre nosotros esperando que su linaje sea recuperado y vuelva a ocupar el lugar que tuvo en la antigüedad.

Características del Perro Pastor Chiribaya

Este perro era de talla mediana y de cuerpo alargado, formando una estructura de tipo rectangular. También se determinó que los cubría un manto de mucho pelaje, de tonalidades rojas y amarillas.

Debido a sus características y al entorno en donde fue encontrado, se cree que esta raza era utilizada como perro de pastoreo, específicamente para llamas y posiblemente alpacas.

Genética del Perro Pastor Chiribaya

Un estudio del ADN mitocondrial de los pastores de Chiribaya momificados encontró tres haplotipos, dos de ellos nunca antes hallados y ausentes en las muestras de perros actuales y el otro encontrado también en perros de otros continentes.

Linaje del Perro Pastor Chiribaya

Los investigadores plantearon una hipótesis, según la cual los descendientes de los pastores de Chiribaya permanecen hasta nuestros días, y esto lo confirma la similitud entre los restos conservados y muchos de los canes que viven en el Puerto de Ilo, el valle del Tambo y en la ciudad de Mollendo en Arequipa.

Momias del Perro Pastor Chiribaya

Sonia Guillén, la antropóloga que descubrió las momias de este perro, sostiene que la tumba de una persona refleja su posición social, política y religiosa dentro de la organización de los pueblos antiguos, y en el caso de estos perros las tumbas demostrarían que, habiendo cumplido una vida productiva dentro de la organización Chiribaya, recibieron buen trato, ya sea vivos o muertos.

Las momias de los perros Chiribaya se pueden apreciar en el Museo Chiribaya en el distrito de El Algarrobal, en Ilo, el cual también ofrece una visión de la gente que se estableció en esta zona y llegó a desarrollar una importante cultura.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *