Machu Picchu y su Descubrimiento

En lo alto de los andes peruanos hay una ciudad antigua llamada Machu Picchu, es una ruina que desafía toda explicación, ¿quién era la misteriosa gente que la construyo? Y ¿Por qué la construyeron aquí? sin ningún muro defensor, no parece fortaleza en cambio hay fuentes y pequeñas piletas, templos y altares extraños hechos de granito, pero no para explicar cómo la gente sin herramientas de acero ni la rueda pudo crear esta obra maestra y ¿Por qué?

Ahora, una investigación nueva resuelve estos misterios con los huesos y los cuerpos de la gente que vivió aquí, hay pistas muy debajo de la ciudad, debajo de ella y en las historias de las momias de reyes, ¿Podrá resolver el misterio de Machu Picchu tanta revelación?

Machu Picchu

A 2450 metros en una cresta de los Andes Machu Picchu es una maravilla misteriosa y remota, a lo largo de esta cresta hay más de 200 estructuras cada una hecha de roca tallada, algunas parecen ser casa, otras templos, rodean media hectárea de área verde y a todas les llega agua corriente y fuentes, es una ciudad perdida cuyas puertas y pasadizos indican al fantasma de su pasado.

Machu Picchu un lugar que es hermoso y desconcertante a la vez, no hay pistas escritas en la ciudad, no hay esculturas para sugerir un propósito, en su punto más alto el misterio se profundiza ahí hay un pilar hermoso, un acertijo agraciado para cerrar el sitio, desde esta gran altura las vistas te impresionan pero también dan curiosidad, ¿Cómo subieron todas estas rocas los constructores?.

Y después tallarlas tan a la perfección que no requirieron un mortero para los muros, ¿Quién construyo Machu Picchu? ¿Por qué la construyeron en este sitio imposible? Aún más desconcertante ¿Por qué la abandonaron?.

A través de la ciudad, algunas rocas parecían estar colocadas cuando el trabajo se detuvo, ahora como nunca antes surgen nuevas pistas algunas en el sitio, con excavaciones nuevas, otras en las zonas bajas de Machu Picchu y los equipos las exploran por primera ocasión, estos misterios son la obsesión de años de Fernando Astete, quien es el director del Parque Arqueológico de Machu Picchu.

Encontrar sentido a este legado es el reto de Astete y también como llegar a trabajar, su ruta al trabajo es la más peligrosa que existe en el mundo, su ruta fue hecha por gente de pie pequeño y poco temor a las alturas. Los Incas subieron al poder a mediados del siglo XV, en parte porque construían excelente rutas del camino inca, la mayoría de su red de 16 000 Kilómetros aún es visible, dejaron más evidencia de que eran grandes ingenieros y constructores, sus terrazas, canales y ciudades de piedra que compiten con las de Roma Antigua, pero a diferencia de los romanos antiguos, hicieron todo esto sin la rueda, sin hierro y sin idioma escrito.

Los Incas tenían un sistema de cálculo de hilos con nudos llamados “Quipus” pero no dejaron registro de sus vidas o historia, mucho de lo que sabemos vienen de los españoles, quienes los conquistaron en el siglo XVI, sus recuentos llevan el prejuicio de conquistadores, hay otro punto de vista de un artista Inca llamado “Huamán Poma”, Poma nació poco después de llegar los españoles a Perú, entonces él era observador entre ambos mundos, produjo cientos de dibujos pequeños sobre tecinas de labranza, la realeza y la historia Inca de conquista, de ambas fuentes sabemos que los Incas eran guerreros feroces, que subyugaron a docenas de pueblos diferentes para formar uno de los imperios más grandes del mundo de unos 3800 Kilómetros.

Alimentaban a su pueblo transformando laderas empinadas en tierras de cultivo, con desniveles y bancales, se cree que había más tierras en cultivo durante la época inca que en el Perú actual, sin embargo el detalle más sorprendente de los Incas es que gobernaron solo 100 años, luego su imperio fue diezmado, primero por enfermedades, luego por una guerra civil y finalmente por conquistadores españoles, sabemos por los españoles que el último emperador Inca se retiró a las montañas, a la ciudad de Vilcabamba, los Incas resistieron en Vilcabamba durante 35 años hasta que en 1572 los españoles destruyeron la ciudad, curiosamente no dejaron un registro escrito de donde se encontraba y la leyenda de la ciudad perdida Vilcabamba nació.

Era un misterio con gran atractivo, casi 350 años después atrajo a un explorador llamado Hiram Bingam empeñado en encontrarla, la mañana del 24 de Julio de 1911 Bingam con su cámara llego a la cima de una cresta y entro a la historia, me quito el aliento escribió después, las fotos de Bingam marcaron la primera vez que un momento de descubrimiento se había capturado en papel, hoy esas fotos son partes de un álbum de explorador de 23 volúmenes y detalla el descubrimiento, pero ¿Qué encontró exactamente?.

Lo llamo por su nombre local “Machu Picchu” pero creía que era Vilcabamba la ciudad perdida, un año después cuando su equipo descubrió más de 100 entierros Bingam creyó encontrar evidencia para apoyarlo, después de examinarlos Bingam y su experto en huesos el doctor Jeorge Hitom, llegaron a una conclusión impresionante, 80% de los cadáveres eran de mujeres ¿Qué podría explicar un cementerio casi en su mayoría femenino? Bingam creyó encontrar los restos de las llamadas vírgenes del Sol, según los españoles las niñas más bonitas del imperio eran elegidas para este convento sagrado, seleccionadas a los 8 años estas vírgenes servían al emperador Inca por el resto de sus vidas, Bingam creyó que cuando se retiró a las montañas el último rey Inca para escapar de los españoles se llevó a sus vírgenes sagradas, así todo tenía sentido los es esqueletos de las vírgenes confirmaban que esta ciudad espectacular en el cielo debía ser Vilcabamba.

Cuando se publicó en la edición de abril de 1913 de National Geographic la historia fue una sensación, Bingam se convirtió en un estrella el único problema era que la teoría estaba mal, investigaciones de otras ruinas incas revelaron que los españoles profanaron casi todo sitio sagrado Inca que pudieron encontrar, en Machu Picchu casi toda la ciudad estaba intacta, pero la mayor evidencia contra la teoría de Bingam estaba en los huesos que hayo en el sitio, cuando el antropólogo forense Jhon Beramo los reexamino hallo que el sexo de los esqueletos estaba casi equilibrado, muy lejos de la taza de 4 a 1 de Hiltom, para determinar el sexo de un esqueleto debes compararlo con muchos grupos étnicos y raciales, las referencias de Hiltom estaban limitadas a gente descendiente de Europa o África, en la colección de Bingam, Beramo también encontró los huesos de varios niños, niños y vírgenes, no tenía sentido, sin las vírgenes o alguna señal de profanación española, no había evidencia para apoyar la teoría de Bingam de que esto era Vilcabamba, entonces ¿Qué era?. Con tan pocos registros escritos, arqueólogos como Fernando Astete deben unir las pistas de la historia de Machu Picchu donde quiera que pueda encontrarlas, cree que acaba de hallar una en un pueblo cercano llamado Patallakta, Patallakta está a pocas horas a pie de Machu Picchu por el camino principal Inca de la nación, es el lugar más cercano a Machu Picchu donde pudo haber agricultura a gran escala, la mejor esperanza de Astete para entender a Machu Picchu es aprender sobre la gente que vivió aquí los posibles constructores de la ciudad, sobre el viejo pueblo Inca, cerca de una ladera vertical un guía local encontró un nicho de entierro, Astete y la arqueóloga Elva Torres creen que no ha sido alterado, un cementerio tocado por última vez hace 500 años, antes de poder abrir la tumba el guía quechua de Astete ofrece unas hojas de coca a los espíritus que viven aquí, tal como lo habrían hecho sus antepasados Incas, Astete y torres han investigado muchos otros cementerios en el área y muchos son más accesibles, al entrar Torres a la tumba pequeña el hallazgo se vuelve más tentador, pero mientras investiga haya mucho más esqueletos, 9 en total y muchos muestran señales de lesiones, ¿Podrían ser estos los esqueletos de los constructores de Machu Picchu? No pueden estar seguros hasta que los revisen en el laboratorio, ahí la bio arqueóloga Valery Andrewsco acompaña a torres, de inmediato encuentran sorpresas en los cráneos de las tumbas de Patallakta, están llenos de orificios, es la señal de un procedimiento llamado trepanación, es una cirugía craneal y lesiones curadas halladas a través del imperio muestran que los Incas eran hábiles en realizarlo para tratar lesiones de la cabeza, de hecho varios cráneos de las tumbas muestran señales de lesiones contundentes la clase de fracturas de un mazo, entonces estos no eran constructores, es más probable que hayan sido guerreros. Esta revelación esta en gran contraste a la imagen de Machu Picchu como santuario religioso, es una ciudad dominada por templos y santuarios, el templo de las 3 ventanas, el grupo del cóndor nombrado por su piso tallado y alas de piedra y por último el templo del sol construido por una roca que se alumbra en el solsticio, y en el punto más alto un pilar de piedra conocido como el Inti Huatana, la evidencia parece estar en conflicto acaso Machu Picchu era una fortaleza militar o era un centro religioso, la respuesta tal vez este en la capital antigua Cusco, donde aún viven descendientes de los Incas, cada año durante el festival católico Romano “Corpus Christi” estatuas de la Virgen María junto con otros 15 santos son llevados desde la catedral hacia el sócalo, estos artistas tal vez rindan homenaje a santos cristianos, pero los instrumentos que tocan y sus pasos son realmente de origen Inca, eso es porque esta procesión de “Corpus Christi” es una revisión cristiana de un ritual Inca, hace 500 años los Incas caminaron por Cusco pero no llevaban estatuas de Santos, llevaban a las momias de sus reyes a quienes veneraban como Dioses, es probable que uno de estos reyes sea quien construyo Machu Picchu, la calidad de la mampostería sugiere que era una ciudad real, Fernando Astete estima que habría tomado al menos 50 años en terminarla, como el imperio Inca solo duro 100 años se han enfocado en los primeros reyes, los recuentos de un Jesuita español llamado Bernabé Cobo indican a un líder dinámico quien fundo el imperio Inca, un rey llamado Pachacutec, pero nadie pudo probar que él fue quien construyo Machu Picchu, una pista estaba escondida en su nombre que significa “Aquel que re hace al mundo”, lo que sabemos de la historia de Pachacutec se debe en parte al padre Cobo, Cobo llego a Perú después de la conquista a finales de 1500 y escribió su versión con base en entrevistas condescendientes Incas, según el padre Cobo Pachacutec era un constructor renombrado, la hermosa mampostería de Machu Picchu tan similar en estilo a los templos de Pachacutec en otras ciudades Incas, sugiere que la misma mano era responsable de las estructuras aquí, sin embargo la evidencia más convincente que vincula a Pachacutec y Machu Picchu viene de un registro Español, guardado en los archivos coloniales en Cusco, datado de 1568 menciona al pueblo de Picchu como una referencia clara a su dueño, al Inca Yupanqui conocido como Pachacutec, la evidencia es convincente, es Pachacutec el primer emperador Inca quien ordeno la construcción de Machu Picchu y en un lugar que detendría a cualquier ingeniero.

Quince años de estudio por el hidrólogo Kenneth Wright y un equipo de ingenieros está revelando como lograron esto los Incas, porque lo empinado del sitio no es el único problema, Machu Picchu también recibe lluvias torrenciales cada año, causando derrumbes frecuentemente, el sitio esta sobre no una, sino dos fallas sísmicas, y esto lo hace un lugar terrible para construir una ciudad de piedra, la ubicación tiene dos virtudes: Un manantial cercano y un suministro de granito, hay una cantera en el sitio. Cuando los ingenieros Incas empezaron a construir el primer paso habría sido apuntalar a la montaña, lo hicieron al construir un bastón de terrazas, al bajar más el equipo de Astete descubren cientos de terrazas nuevas ocultas.

Las terrazas son fundamentales en Machu Picchu, mientras algunas terrazas fueron usadas para agricultura su propósito fundamental era sostener la montaña mientras drenaban un gran volumen de agua pluvial, de a ver sido ignorada esa agua haría lodo de las laderas y Machu Picchu se hubiera derrumbado, los Incas lo evitaron creando un sistema de drenaje, dentro de las terrazas arqueólogos hallaron una capa de mantillo y debajo de eso una capa de arena y finalmente grava y piedras más grandes.

En vez de bajar por la montaña el agua lentamente pasa al piso y casi no hay erosión con este diseño básico a la mano los Incas fijaron la primera terraza y luego la siguiente y así llegaron a la cima, una vez ahí los ingenieros tuvieron que lidiar con un mayor problema de agua, esta es una ciudad pavimentada con rocas y hay poco lugares a donde pueda ir el agua, pero los incas anticiparon ese problema y durante la construcción colocaron con precaución más de 100 alcantarillas en toda la ciudad, muchas de las alcantarillas transportaban los residuos de las partes elevadas a la plaza central, cavando más se revelo una innovación asombrosa para lidiar con tanta agua, debajo de las capas de mantillo y grava el equipo de Wright hallo una capa gruesa de fichas de granito blanco lo que sobro a los Incas del corte de rocas, eran cimientos colosales extendiéndose casi 3 metros debajo de la superficie y abarcando varios sacres, reunían agua y la alejaban de la ciudad, con lo basta que parecer ser la ciudad hay un 60% más bajo el suelo sosteniéndola, mientras los Incas se esforzaron mucho en deshacerse del agua también construyeron fuentes que parecían celebrarla, hay 16 fuentes en la ciudad diseñadas hermosamente y sirven como fuente practica para beber agua, las fuentes son alimentadas por un manantial natural hallado cerca de los flancos de la montaña Machu Picchu, de ahí los Incas crearon un canal cuyo grado de 3% fue creado con cuidado para entregar la cantidad correcta de agua las fuentes, Wright calculo que el flujo es de 23 a 114 litros por minuto, dependiendo de la época del año, suficiente para mantener a una población de casi 100 personas.

A pesar de su falta de herramientas de acero, los Incas lograron transformar el granito, una roca muy dura; hay una pista en la cantera de como lograron hacer esto, la idea es crear un cuello en el bloque y luego causan una fractura, era un trabajo de fuerza, la tecina de los Incas era un martilleo directo, gradualmente usaban las herramientas más chicas y más fuertes para darle la superficie suave, una vez que lograban eso ponían a la roca en rodillos o sobre lodo y lo jalaban al el sitio en construcción, el paso final era colocar la roca en su lugar e igualarla a la de lado, guiados por el mandato real de construirlo aquí, Machu Picchu es un tributo al a ingeniería y artesanía Incas, sus cientos de terrazas lo apoyan por abajo, las paredes de granito siguen solidas después de 500 años gracias a su sistema de drenaje y lo corona una red ingeniosa de fuentes provenientes del manantial de la montaña, pero ¿Por qué realizar tanto esfuerzo? ¿Por qué ordeno Pachacutec construir Machu Picchu en este lugar amenazador? ¿Habrá sido por razones religiosas?

Lo que sabemos de la religión Inca proviene de las crónicas del padre Bernabé Cobo, escritas después de la conquista española, los Incas creían que el sol y las montañas eran deidades que debían de ser aplacadas con rituales, Cobo reporto que un ritual era el sacrificio de niños, esta afirmación fue confirmada en 1999 por el arqueólogo Johan Rainhard, Rainhard descubrió a 3 momias de niños perfectamente preservadas en un pico alto de Argentina en la zona sur del Imperio Inca, fueron sacrificados como ofrendas a los dioses de las montañas que describió Cobo, tal vez el misterio de la ubicación de Machu Picchu puede ser explicado por su reverencia la paisaje, esta idea llamada la teoría del paisaje sagrado sugiere que además de adorar al sol, los ríos y a las montañas como Dioses, los Incas derivaban poder al estar conectados físicamente con ellos, entonces ¿Por eso está aquí Machu Picchu?, Machu Picchu es un lugar poco común para construir incluso para los Incas, su capital Cusco y otros pueblos como Pisac están en un terreno más plano y accesible, también es remoto, una caminata de 5 días de la capital en época Inca y hoy a los turistas les toma 4 horas en tren seguido de un autobús para subir a las ruinas, pero en todo el sitio hay pistas del porque los Incas creían que valía la pena este lugar, en ciertos lugares los Incas tallaron piedras en forma de picos sagrados que rodean a la ciudad y los mostraban como iconos sagrados, incluso Bingam se sorprendió por rocas como esta, llamada “Roca sagrada” que refleja el contorno del monte Yananti directamente al noreste, en época de los Incas visitantes se acercarían a Machu Picchu por arriba donde podían ver que la ciudad estaba rodeado por el rio sagrado “Urubamba” para un pueblo agricultor no había nada más importante que el agua y este pueblo estaba rodeado por agua, hay mucha evidencia que conecta a Machu Picchu al paisaje sagrado, en la cima del pico con la forma de pirámide dentro del complejo está el pilar sagrado conocido como Inti Huatana, el pilar sagrado está alineado con 4 Dioses de montaña de importancia suprema para los Incas según Johan Rainhard, también corresponden a los puntos cardinales, sus vistas a picos sagrados, cercanía al Rio Sagrado y la alineación con 4 Dioses de las montañas debieron hacer al lugar irresistible para los Incas, pero ¿Cómo usaba el primer emperador Inca Pachacutec a Machu Picchu? Dentro de la ciudad hay una residencia real muy distintiva, eta ubicada cerca de la primera fuente, asegurando que el rey tendría el agua más pura, también está cerca de los templos más sagrados, pero si era la corte real de Pachacutec un centro religioso o una fortaleza militar sigue siendo un misterio.

Un análisis nuevo a los esqueletos que hallo Bingam sugieren una solución, durante la excavación de Bingam en 1912 su equipo identifico erróneamente a los huesos por ser de las vírgenes del sol, recientemente fueron examinados de nuevo, si pudiéramos identificar quienes eran tal vez se explicaría como se usaba a Machu Picchu, una clave critica de su identidad se puede hallar en su dieta con un análisis isotópico, en este proceso científicos vaporizan una pequeña muestra de hueso, están buscando los rastros químicos de los alimentos absorbidos en su estructura, en las partículas vaporizadas encontraron un porcentaje alto de isotopos de carbono 13 la marca de maíz, aunque es común en Perú ahora, en época de los Incas el maíz era para la realeza, de hecho un análisis de polen a los suelos de los cientos de terrazas muestra que la poca comida cultivada era principalmente maíz y como descubrió Beramo el maíz deja otra marca, aunque no pertenecían a la realeza esta gente comía maíz real con frecuencia, tampoco trabajaban mucho, entonces ¿Qué hacían aquí? Era mucho personal, Beramo identifico en total a 177 individuos, la evidencia de Machu Picchu siendo una estancia real para el emperador Pachacutec es muy fuerte, habría sido un retiro pacifico donde él y sus cortesanos habrían venido a descansar, a adorar y a divertirse y sus necesidades eran atendidas por sirvientes reales bien entrenados, pero los hallazgos nuevos en las tumbas del centro agricultor cercano en Patallaqta no parecen encajar con esta imagen pacifica, las severas lesiones en estos esqueletos sugieren que Machu Picchu estaba vinculado a la guerra, entonces ¿Cómo podía ser un lugar de guerra y paz?

Según las crónicas españolas, los Incas conquistaron este Valle una década después de que Pachacutec subió al poder, entonces tal vez lo construyo para celebrar su conquista, Machu Picchu era un símbolo de poder Inca, una gran presunción de Pachacutec no solo de su habilidad en la  ingeniería sino de su vínculo a montañas y ríos sagrados, aun así si este lugar tuviera un papel tan crítico como demostrar el poder religioso y militar Inca porque no lo destruyeron los españoles al igual que los otros sitios sagrados Incas y ¿Por qué nunca fue descrito en reportes españoles?

Parte de la respuesta está en la procesión de Corpus Christi en Cusco, el festival anual que es una revisión cristiana de un ritual Inca, en ese ritual los Incas cargaban a momias en vez de santos, sobre todo a las momias de sus reyes, cuando murió Pachacutec en 1471 no fue enterrado, fue momificado, el proceso exacto es desconocido, una teoría sugiere que su cuerpo habría sido gradualmente liofilizado, expuesto al sol ardiente durante el día y alternando congelado de noche, con este calor, frio y descongelado, el cadáver se habría disecado por completo, curiosamente es similar a como cultivaban los quechuas a la carne de la llama, el resultado es la cecina.

Una vez preservado Pachacutec no habría sido sepultado, más bien habría tenido un papel activo aun en la política y rituales del mundo Inca, los dibujos hechos por el artista Inca Huamán Poma confirman el uso de las momias de esta manera, no tenemos una momia de un emperador Inca pero tenemos descripciones de ellas y sabemos que eran sacadas para los festivales grandes, sabemos que tenían asistentes que alejarían a las moscas y daban ofrendas a diario, ofrendas de comida y bebida para las momias, en otras palabras eran adoradas y se creían que aún tenían un papel en la comunidad, el cuidado y manejo de la momia habría recaído en un grupo de familiares llamados “Panaca” quienes también tomaban el control de todas las estancias reales del rey, pero con el tiempo hasta el Panaca de Pachacutec se le habrían acabado los recursos, el trabajo quizá disminuyo en Machu Picchu y luego se detuvo totalmente, los descendientes de Pachacutec estaban muy ocupados, incluso antes de la conquista española llego la viruela les siguió una guerra civil muy sangrienta que debilito y fragmento al imperio Inca, apenas 60 años después de la muerte de Pachacutec el imperio Inca colapso finalmente bajo la invasión española, cuando las familias reales perdieron su poder estaban desorganizadas, había una guerra civil, hubo una destrucción masiva de los sitios, la gente de Machu Picchu en algún momento dijo “Bueno, nadie vendrá a visitar” y el sitio no tenía razón para existir en ese punto, para ese entonces es probable que todos menos los sirvientes hayan olvidado Machu Picchu y después de un tiempo hasta ellos mismos se mudaron, tal vez entonces los españoles nunca supieron de Machu Picchu y lo más importante, nunca lo encontraron.

Para nosotros fue un error de suerte, significo que Machu Picchu quedara intacto, uno de los sitios sagrados Incas enteros, aunque todavía plantea muchos misterios, tiene una gran promesa en cuanto a tecnología nueva se refiere y de esta forma nos permite conocer los fantasmas de Machu Picchu.

Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin