Restaurantes en Cusco

Si bien el Cusco se destaca por su cocina tradicional y sus restaurantes, es famoso por su diversidad en la oferta gastronómica (originada en la masiva afluencia turística). En la ciudad existe una gran variedad de restaurantes, que van desde los elegantes de 5 tenedores (recomendamos especialmente la Casa Orihuela, en el Valle Sagrado el Inka´s Grill y el Tunupa, en la plaza de Armas del Cusco), hasta los de aspecto modesto pero muy concurridos por la calidad de su comida. El gasto promedio por persona en un restaurante de primera en el Cusco es de US$ 10 a US$ 40, mientras que en uno de precio moderado, es de US$ 15 a US$ 25. En las afueras de la ciudad y en los pueblos del interior abundan también los restaurantes de carretera. Algunos son excelentes, otros brindan la posibilidad de comer muy bien a precios increíblemente baratos, aunque es necesario estar alerta ante una eventual falta de higiene.

Comer en el Cusco y sus provincias resulta, por lo general, muy económico. Muchas veces, a despecho de la apariencia general del lugar (manteles de plástico, piso de tierra y música estridente), se sirve comida de primera a precios estupendos (menos de US$ 5 por persona).

Imposible dejar de mencionar los excelentes restaurantes de pastas (pizzerías y trattorías a la leña y en hornos de barro) y las pollerías (a la brasa), que se han convertido en la principal oferta económica en la ciudad.

Por último, casi todos los restaurantes del Cusco ofrecen menús (una combinación, que varía diariamente, de entrada, segundo y postre o mate caliente). Gozan de gran demanda popular por ser más baratos (un promedio de US$5 a US$ 8 por persona) que las órdenes a la carta (o “extras”).

WordPress Image Lightbox Plugin