Aguas Calientes

Aguas-Calientes_Machu-Picchu

Este pueblo, también llamado Machu Picchu pueblo, descansa en un profundo cañón bajo las ruinas. Casi una isla, no llega carretera alguna y está cercado por peñascos, altos bosques nubosos y dos ríos torrenciales. Pese a este impresionante entorno, Aguas Calientes ha sido una especie de tierra de nadie, con una población itinerante, pocos servicios orientados a clientes de paso y una tradición arquitectónica a base de acero corrugado y cemento por acabar. Comerciantes dados a la venta agresiva, cuesta no sentirse agobiado. Lo mejor es llegar sin expectativas.

Aun así, pasar la noche comporta una ventaja de peso: llegar pronto a Machu Picchu.

El sendero que va desde la estación de trenes a la parada de autobuses de Machu Picchu tiene escalones. Los viajeros con sillas de ruedas deben ir por el pequeño puente hasta Sinchi Roca y atravesar el centro del pueblo.

WordPress Image Lightbox Plugin