Cuando viajar y que llevar al Cusco

Cuando viajar y que llevar, es posible visitar el Cusco en cualquier época del año. No importa el mes en el que se llegue, en el “ombligo del mundo” siempre habrá un atractivo especial. Desde los diferentes matices de sus campos y sus cielos hasta sus coloridas festividades religiosas y populares, el viajero encontrara un mosaico de actividades que le permitirán descubrir detalles de esta región de encanto.

De otro lado, recomendados una estadía mínima de 7 días para recorrer la ciudad algunos de los principales circuitos turísticos y pasar, al menos, una noche en Machu Picchu. Y si se desea conocer el Cusco en su real dimensión, planifique una visita durante la estación lluviosa (febrero o marzo). Les aseguramos que no se arrepentirá.

Si bien los meses de invierno (Junio-septiembre) son lo más concurridos por los turistas extranjeros (“temporada alta”) debido al ausencia de lluvias, buen estado de los caminos y abundancia de festividades, es también entonces que muchos de los servicios se encarecen y los cupos para trenes, aviones y buses se limitan significativamente. Esta es también la época más fría del año. Recuerde que en las zonas superiores a los 3.000 msnm la menor filtración de los rayos solares acentúa los riesgos de insolación. Tenga a mano abundante abrigo y protector solar (especialmente para los labios).

Los meses de verano (diciembre-abril) son ideales para quienes deseen disfrutar de los países naturales del Cusco en todo su esplendor. En esta temporada son frecuentes los chaparrones vespertinos, mientras las mañanas y las noches permanecen, por lo general, despejadas. Un consejo: separe algunas horas para recorrer la ruta entre Chinchero y Maras. El espectáculo de la luz creando diversas tonalidades sobre sus campos al amanecer y al caer la tarde es, sencillamente, inolvidable.

Aguas y alimentos.

Si bien la incidencia de enfermedades como el cólera y la tifoidea es, en la actualidad, mucho menor que la presentada en años anteriores, su ocurrencia sigue siendo frecuente. Para evitar estas enfermedades procure no beber agua del caño o grifo, y si viaja, lleve agua envasada o ingiera solo agua hervida. Evite también comer alimentos en la calle (ambulantes o carretillas).

Los pescados de la costa son una verdura delicia en el Perú y gozan de gran demanda entre la población de la sierra. Cerciórese de que se encuentren frescos y trate de consumirlos cocidos. Pele las frutas antes de comerlas. Especialmente en los restaurantes de carretera, recuerde que lo que indica el menú puede distar mucho de lo que en realidad le servirán. Pregunte bien por los ingredientes.

Fotografía y video.

El equipo fotográfico es caro y difícil de conseguir en el Cusco. Existe una buena oferta de películas (110, 200 y 400 ASA) y cintas de video (VHS y Hi-8) en la ciudad del Cusco y algunos de los poblados del Valle Sagrado, mas no en el resto del departamento. El revelado de las fotografías (prints) es aceptable. Recomendamos revelar diapositivas solo en Lima. En algunos lugares, fotografiar o filmar a la gente es considerado una molestia e incluso una ofensa. No lo hago cuando note que causa incomodidad a las personas, o pida permiso antes de hacerlo (los buenos modales son generalmente bien recompensados). No se sorprenda si le piden propina después de dejarse fotografiar o filmar. Llevar caramelos, lapiceros o cuadernos para entregarlos a manear de propina es una excelente idea, en especial si se viaja a zonas rurales.

En las siguientes aéreas está prohibida la toma de fotografías o video: guarniciones y centros militares, refinerías y plantas de energía y tratamiento de agua, estaciones de policía y aeropuertos, estaciones de ferrocarril, puentes, bases aéreas y minas. Si tienen alguna duda al respecto, pida autorización antes de hacerlo. Una advertencia: saque su cámara fotográfica o de video solo cuando vaya a usarla.

WordPress Image Lightbox Plugin