De Cusco a La Jungla

Pongo-de-Mainique

Existen tres vías terrestres que llevan desde Cusco a la selva o jungla. Los buses colectivos son los mas económicos y uno de ellos va hacia el noroeste desde Ollanataytambo atravesando por el paso del Abra Málaga, conduce hasta la selva secundaria que rodea Quillabamba, así como a las poco visitadas Ivochote y Pongo de Mainique, algo más lejos.

 

Alguna de estas carreteras están enfangadas y circular por las ellas es lento y peligroso. Hay que pensarlo dos veces antes de viajar por tierra, y ni planteárselo si quiera en tiempo de lluvias (enero-abril). Una fuente inestimable de información para los viajeros.

DE CUSCO A IVOCHOTE

Poco después de Ollantaytambo, la carretera abandona el cada vez más estrecho Valle Sa­grado y asciende de forma abrupta por Abra Málaga, a 4350 m. Desde allí hay un bello y vertiginoso descenso en su mayor parte sin asfaltar que lleva directo a la Amazonia. La rústica Santa María tiene oficinas de com­pañías de autobuses y un par de sencillos hospedajes y restaurantes. Señala la unión donde hay que desviarse para Santa Teresa y la ruta trasera a Machu Picchu, o bien el camino para continuar el descenso hasta Quillabamba.

PRECAUCIÓN EN LA JUNGLA

En los últimos años, la creciente actividad de los narcotraficantes y de las guerrillas de Sendero Luminoso en ciertas zonas de la jungla puede modificar las rutas recomendadas para viajar y practicar el senderismo. Durante la redacción de esta guía, el Gobierno incrementó la presencia militar en dichas zonas por motivos de seguridad. Sin embargo, no está de más informarse antes de ponerse en marcha a través de guías expertos y operadores turísticos, o de alguna organización independiente como Machu Picchu Perú Tours. Hoy en día se desaconseja visitar Vilcabamba, Ivochote. Kiteni y zonas más adentro, pero se incluye la información porque la situación puede cambiar.

 

 

WordPress Image Lightbox Plugin