Cusco es un increíble destino, donde hay tanto por ver y conocer, es común que lugares de gran interés sean ignorados por la mayoría de los visitantes.

Sin duda tenemos una lista larga entre las cuales hay zonas arqueológicas, turismo vivencial (comunidades llenas de tradición) y sitios naturales que simplemente son imposible de describir su belleza.

Humantay

En este único lugar del distrito de Mollepata (Anta), el nevado Humantay crea un surrealista escenario gracias al deshielo, el único acceso es caminando (esto corresponde al trek a Salkantay) y en el que se puede practicar increíbles actividades (en sus alrededores).

Qué Hacer

Ciclismo de Montaña: Es una de las actividades más exigentes en este paraje y sus alrededores por lo que se recomienda sólo a viajeros con experiencia en este deporte.

Surf de Remo: Ideal para todos los viajeros, la experiencia es sin duda la más relajante del universo al estar sólo y rodeado de la belleza de la naturaleza.

Camping: Todos los viajeros que toman la ruta Salkantay – Machu Picchu suelen pasar una noche en este noble lugar, por lo que el camping en Humantay suele ser una experiencia amena.

Caminatas: Una de las actividades más reconfortantes. Explorar los alrededores de la laguna así como los parajes cercanos no sólo nos oxigenando nuestros cuerpos sino que nos inspira y nos hacer amar aún más a la pacha mama (madre tierra).

Actividades en la laguna humantay

 

 

Cómo Llegar

Inicialmente las visitas a la Laguna Humantay eran por parte de los viajeros que realizaban el Salkantay Trek, sin embargo desde hace algunas semanas en Machu Picchu Peru Tours venimos realizando excursiones directas a este fantástico lugar.

El primer tramo es de dos horas y media (2:3o min), en un bus pequeños, hasta la localidad de Mollepata, a 2.900 metros de altura, un poco más bajo que Cusco.

Lugar donde desayunamos y realizamos los últimos aprontes antes de comenzar el trekking.

Gran parte del camino es ruta asfaltada, pero luego se pone bastante interesante con los caminos de tierra y precipicio al costado ?

Luego del desayuno, seguimos hacia Challacancha, disfrutando durante el camino de la majestuosidad del nevado Humantay en la cordillera de Vilcabamba.

Ya en destino, terminamos de acomodar el equipaje, despachando algunas cosas hacia el campamento en el mini bus, para ir lo más liviano posible; hicimos una ofrenda a la pachamama, y comenzamos.

Nuestro destino para este primer día, era Soraypampa, donde se encuentra el primer campamento, en la base de la montaña Humantay.

Acompañados por nuestros dos grandes guías de montaña, los mejores que he conocido… Wil y Santos.

Si bien, desde Challacancha hasta Soraypampa existe calle para llegar en vehículo, nosotros lo hicimos caminando por un sendero bordeando el Canal Inca.

Es el tramo más interesante, si contamos el comienzo desde Cruzpata, que nosotros lo salteamos.

Fue una gran decisión comenzar la caminata en ese tramo, ya que ahorramos energía, conservamos piernas, disfrutamos de la mejor parte, y comenzamos a entrar en calor y mover los músculos para el día siguiente

Comienzo del Sendero

Exactamente a las 8:24 am.

En el punto de inicio estábamos a 3.600 metros de altura, subimos hasta los 3.700 donde nos toparíamos con el Canal Inca, y a partir de ahí, bordeando el canal hasta Soraypampa a 3.912 metros.

Como siempre, los primeros minutos son los más difíciles.

El cuerpo necesita entrar en calor y aclimatarse.

Luego de superada la etapa que parece que no vas a llegar muy lejos, se comienza a disfrutar del camino.

Un camino con unas vistas impresionantes de la montaña Humantay, con los mejores miradores

Este día 1 de caminata, son unos 7 km, que los primeros en llegar demoramos 2:20 hs. en completarlos.

El camino cansa por la distancia y la altura, pero es fácil.

Aunque no te confíes, lo complicado no se hace esperar hasta el día siguiente… lo difícil, comienza luego del almuerzo en el camino hacia la impresionante Laguna Humantay.

Uno de los lugares más increíbles que he estado.

Pasado el mediodía, el grupo se completó y comenzamos a instalarnos en el primer campamento, rodeado de montañas.

Por un lado, Humantay, y por otro, el imponente Salkantay.

Laguna Humantay

Luego de almorzar, alrededor de las 16:00, fuimos por otro sendero, desviándonos del Camino de Salkantay.

Íbamos hacia arriba, hacia la Laguna Humantay.

Subimos hasta los 4.200 metros.

Prácticamente todo el camino es una subida interminable.

Demás está decir que es fundamental llevar los bastones de trekking, agua, linterna y abrigo.

Si bien cansa, y lleva su tiempo hacerlo, la recompensa vale la pena.

Una impresionante laguna resguardada en lo alto por la montaña Humantay.

Laguna Humantay de fondo

Te deja sin aliento por la subida, y sin palabras cuando tienes ese paisaje frente de ti.

Simplemente es para quedarse ahí, sentado, contemplando ese lugar.

Y… los más osados, se pueden meter al agua helada de la laguna Humantay jeje

Los que me leen hace tiempo, saben que, si el agua no está casi en punto de ebullición, yo no me meto.

No daban ganas de volver, por mi pasaba la noche ahí… hasta que el frío me convenció de lo contrario je

Volvimos de noche al campamento, por eso fundamental llevar una linterna.

Y bajar con mucho cuidado, que la primera parte es muy fácil… bajar rodando montaña abajo.

Consejos para la Noche

Ya en el campamento, fue momento de cenar, disfrutar de lo que habíamos vivido, y prepararnos para el día siguiente.

No sin antes recibir la advertencia… “abríguense, póngase todo lo que tengan, que esta noche va hacer frío”.

Como buen aprendiz, obedecí.

Sobre de Dormir

Si bien el saco de dormir se puede alquilar en la misma agencia donde contraten el tour (unos usd 25 por todo el viaje), yo compré el mío en Cusco.

El saco o sobre de dormir, tiene que ser si o si de plumas.

Es el material más abrigado.

El mío soporta hasta -9°C. Es a la temperatura que aseguran que el sobre será útil.

Pero abrigándose bien, puede ir hasta los -27°C, aunque vas a pasar frío, no te vas a morir de hipotermia.

Sleeping Liner

Además, compré una especie de sabana (sleeping bag liner) para el sobre, que no solo ayuda a protegerlo, sino que le agrega 5°C más, o sea, que hasta -14°C estaba cubierto.

Dormí con una calza térmica, camiseta térmica, gorra de lana, un buzo, y un micropolar… y, aun así, sentí un poco de frío. Pero no llegué a usar todo el abrigo que había llevado.

Háganse la idea de lo que fue.

Electrónica

Ni siquiera mi powerbank funcionaba debido a la baja temperatura.

Recuerden que los dispositivos electrónicos tienen una temperatura mínima a la que funcionan.

No es que se vayan a romper, pero no van a funcionar o su comportamiento será erróneo.

Té de Coca y… ¡a caminar!

Superada esa noche de frío, a las 5:30 am nos despertaron con un té de coca caliente… servicio a la habitación, o mejor dicho, servicio a la carpa.

Y así, arrancaríamos el segundo día, el más difícil, hacia la montaña Salkantay.



Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin