Reseña Histórica del Valle Sagrado

Valle Sagrado.

Las aguas del sagrado lago Titicaca bañaban aquel lugar bendito donde el creador empezó a crear a los hombres y a los pueblos, los hizo de arcilla y soplo vida y alma en cada uno de ellos, a cada pueblo le dio una lengua para hablar y canciones para cantar, el creado dio alimento a la gente cuya semilla ellos deberían de sembrar, pinto sus ropas de forma tal como cada pueblo estaba predestinado a llevarla, el creador enseño a rezar al hombre, así fue según la primera y más antigua leyenda “el inicio de los inicios” el padre sol derramo sus primeros rayos sobre el sagrado lago Titicaca, esta era la señal y promesa que desde aquí enviaría a vivir con los hombres a su hijo e hija con el fin de instruir al pueblo en el camino hacia el conocimiento de Dios, para darles sabiduría y felicidad, el hijo del sol se llamaba Manco Capac y su hermana y esposa Mama Ocllo, Manco Capac llevaba un cetro de oro y se le había dicho que este se hundiría en la tierra en el lugar donde debería fundar una ciudad, la pareja divina reunió gran cantidad de gente en este nuevo lugar, Manco Capac enseño a los hombres a cultivar la tierra, les enseño a hacer arados, criar ganados, construir canales de irrigación, sembrar plantas y utilizar los frutos de la tierra, Mama Ocllo enseño a las mujeres a hilar, tejer algodón y lana, elaborar vestimenta, preparar comida y educar a los niños.

Bajo el misericordioso gobierno de la pareja divina reinaba la abundancia y la felicidad en la tierra, así se fundó la ciudad del Cusco o Qosqo que la traducción en la lengua Quechua significa “Ombligo del mundo” esta fue la gran capital, el centro del universo de los Incas, en esta plaza el gobernante supremo o gran Inca acompañado por los sacerdotes en procesión silenciosa saludaba  la aparición del sol durante las festividades y ceremonias dedicadas al gran astro, muchos pueblos antiguos erigieron sus construcciones en conformidad con principios naturales y celestiales importantes para ellos, la capital del imperio de los Incas es uno de los ejemplos de la arquitectura sagrada, al contemplar el casco urbano de la ciudad moderna aún es posible notar que la antigua capital del imperio fue construida siguiendo un plano en forma de puma símbolo sagrado del poderío y los misterios. Hoy la plaza central de Cusco lleva huella de la conquista española que por su enorme tamaño fue cercada y divida en partes, en la elevación que servía de altar donde los Incas realizaban ceremonias en honor al sol se erigió la catedral y en los espacios interiores se construyeron los balcones de madera, los cimientos de muchos edificios de los distritos centrales de la ciudad de Cusco se apoyan en los muros de construcciones Incas, la mampostería de esos muros de piedra fue realizada con una maestría sin igual, bloques de piedra con un volumen de hasta dos metros cúbicos están unidos entre sí con tal exactitud que por siglos se mantienen fijos sin pegamento alguno solo a expensas de su propio peso, una indiscutible maravilla de la albañilería de piedra llego hasta nuestros días magníficamente conservada, se trata de la piedra de los 12 ángulos, es una maravilla del arte de la construcción, los rebajes y salientes claramente tallados aseguran firmemente los vecinos bloques de piedra que se apoyan en ella, los guías del Cusco cuentan que es imposible introducir una hoja de afeitar entre las piedras pero es aún más interesante que en los lugares escondidos a la vista los contactos de las piedras estén pulidas con la misma delicadeza de un espejo, esto se puede observar en aquellos lugares donde la construcción ha sido desplazada, hoy esto provoca entre nosotros la misma fuerte impresión que causo los conquistadores españoles del siglo XVI quienes escribían en sus crónicas “Un rasgo admirable de estas construcciones son sus paredes, tienen un aspecto tan inusual que a cualquiera que no los haya visto con sus propios ojos le es imposible valorar su esplendor, en toda España no eh visto cosa que pueda compararse a estas paredes en la colocación de piedras que presenta” Estos megalitos no tienen ninguna simetría, su orden es vivo, casi natural, en el no hay piedras parecidas puestas en línea, ¿Cómo se construyeron estas edificaciones? La ciencia afirma que los albañiles Incas no conocían ningún instrumento a excepción de cinceles de bronce, no había instrumentos de hierro y acero, no exista el martillo ni la rueda, hoy en día ninguna de las versiones sobre la construcción puede ser demostrada mientras que los habitantes de estos lugares desde la antigüedad conservan leyenda de que las piedras llegaron por el aire movidas por el sonido de ciertos instrumentos o que mediante el jugo de ciertas plantas las piedras podían ablandarse, con el tiempo la construcción megalítica fue remplazada por el estilo imperial clásico, piedras rectangulares que se colocaban en filas ordenadas, así fueron erigidos importantes edificios de la capital, estas paredes protegían la tranquilidad de las casas de las escogidas, para las mujeres jóvenes “Las ajiahuasis” ´por orden de los sacerdotes españoles aquí se fundó el monasterio de Santa Catalina, en señal del especial estatus del centro de enseñanza para los jóvenes nobles el “Yacha Huasi” o “casa del saber”, sus piedras están marcadas por serpientes símbolo universal del conocimiento secreto y la magia.

Las construcciones de los Incas tuvieron el destino de los vencidos, fueron destruidos bárbara mente y sus piedras usadas para la construcción de iglesias, catedrales y monasterios cristianos, en la actualidad en todo el país el lugar de cualquier santuario Inca lleva un cruz cristiana, el corazón de la capital y todo el imperio fue siempre el templo principal del Sol el “Qoricancha” o “Recinto de Oro” hoy en día sobre este antiguo santuario se lleva la iglesia dominicana si retiramos mentalmente la iglesia podemos imaginarnos como se vería el santuario sagrado de los Incas, lo que parecen ser los cimientos de la Iglesia Católica son los muros exteriores del antiguo Qoricancha, sus piedras son de basalto una de las rocas más duras, esta mampostería de piedra es una prueba más del admirable nivel de arte que alcanzaron los antiguos Incas, frente a su templo principal los Incas construyeron un jardín, todo lo que lo llenaba: árboles, flores, animales e insectos estaban hechos de oro, plata y otros metales preciosos de esto dejaron testimonio los propios admirados conquistadores Españoles del siglo XVI al describir el radiante Inti Pampa o campo del sol, el Qoricancha es ahora un complejo de templos unidos por bóvedas de arguos párrocos esa era la moda en la arquitectura traída por los conquistadores desde Europa, los antiguos templos Incas son siempre edificios de una sola planta muy estables y resistentes a los terremotos tan frecuentes en estos lugares, el complejo de templos está compuesta por varios recintos, todos ellos están dedicados al cielo, los templos del sol, de la luna, del relámpago, de las estrellas, del planeta venus y el templo del arcoíris, en cada santuario había placas de oro y de plata con imágenes de los Dioses, momias de los gobernantes Incas y ofrendas preciosas.

Era precisamente en el templo del Sol que la fiesta dedicada al solsticio de Invierno con la ayuda de un espejo cóncavo se encendía el fuego nuevo, el famoso oro de los Incas fue saqueado, cargado en barcos y enviado a Europa, los Incas consideraban que el oro era el sudor del divino Sol, a los conquistadores el oro les interesaba mucho más que el secreto de como los Incas trabajaban la piedra, hoy en día el interrogante de cómo se hicieron esos cortes y agujeros, como se pulía la piedra siguen siendo para nosotros un enigma sin resolver; piedra grapa, piedra clavo así se puede llamar a estas piedras por su finalidad de empleo en la construcción, la pregunta principal es ¿Cómo fueron hechas? La respuesta a esta pregunta se desconoce hasta ahora.

En 1613 el cronista indígena Peruano Juan de Santa Cruz Pachacutec escribió la relación de las antigüedades del reino del Perú, él complemento su obra escrita con un dibujo esquemático hecho a mano con la imagen de uno de los altares del templo del sol de Qoricancha, aquí se observa una realización actual de ese esquema, se trata de la cosmogonía de los Incas, su conocimiento y memoria se transmitan entre los indígenas de generación en generación, al principio antes de la creación del mundo existía solo aquel que se llamaba Wiracocha, el huevo cosmogónico a partir del cual se dio inicio todo, Wiracocha creo el mundo oscuro sin el sol, la luna ni estrellas luego lo pobló con astros, el sol “Inti” la luna “Quilla” el lucero venus con el resplandor del amanecer y atardecer, las constelaciones de la cruz del sur, orión, las pléyades hacia las que siempre mantendrían fijas sus miradas los hombres desde la tierra, él arcoíris “K´uychi”, el rayo “Yapax“ las lluvias y la niebla.

Wiracocha creo el cielo y también la tierra, Mama Pacha es la madre tierra con los granos en sus subsuelos, Mama Cocha es la madre del mar; los ríos, las fuentes, los manantiales, los árboles, animales, el hombre y la mujer todo salió de la manos del creador, Oh creador Wiracocha ¿Dónde estás? ¿Afuera? ¿Dentro? ¿Sobre este mundo en las nubes? ¿Bajo este mundo en las sombras? Apriétame en tus manos, sostenme en tus palmas estés donde estés mi Señor, mi Wiracocha.

El altar del templo que alguna vez fue la encarnación de la idea del centro del imperio ahora se encuentra en el Qoricancha pero fuera del lugar de honor, desde el corazón del templo principal de la Capital divergía los límites de las cuatro regiones del imperio del Tahuantinsuyo precisamente así se llamaban estas tierras antes de la conquista Española, Tahuantinsuyo traducido al Quechua significa los cuatro puntos cardinales o el país de los cuatro cuartos, el centro siempre fue la capital el Cusco, actualmente se pueden considerar descendientes de los pueblos del antiguo Tahuantinsuyo a cerca de trece millones de personas que viven en el Perú, Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina y Colombia, cinco sectas partes de esa población hablan Quechua y muchos de ellos hasta hoy conciben el mundo así como si todavía estuviera divida en cuatro cuartos.

Las ovejas del Perú así denomino un viajero y cronista Español a las mandas de llamas, alpacas y vicuñas, la domesticación de estos ayudantes de los habitantes de los Andes se produjo durante la época de los Incas, gracias a los Incas los Peruanos contemporáneos cultivan muchos de sus productos tradicionales tales como: Quinua, frijol, calabaza, aguacate, maní, maíz y por supuesto patatas de la que los Incas tenían cerca de 250 variedades, la historia ha demostrado que el mayor tesoro que se llevaron los Españoles después de la invasión del Perú no fue el oro si no la modesta patata, hoy el valor de las patatas producidas en todo el mundo solamente en un año superan varias veces el coste de todos los tesoros que saquearon los Españoles arruinando al imperio de los Incas.

Las costumbres y culturas de trabajo inculcados durante siglos por los Incas se conservan entre sus descendientes, hoy en día renace gran parte de lo creado por ellos, se repara los canales de irrigación abandonados desde hace mucho tiempo y retornan a la vida las antiguas terrazas agrícolas o andenes así denominados ahora. Gracias a esta inmersión de los Incas se hizo posible cultivar la tierra en regiones montañosas de muy difícil accesibilidad, cerca de diez mil kilómetros cuadrados de terreno en las cuestas montañosas que parecían ser inadecuados para la agricultura eran cultivados de esta manera: Los incas perfeccionaban constantemente la construcción de sus Andenes, estas terrazas en Moray cerca de Cusco pudieron haber sido una estación agropecuaria experimental, cada terraza es un modelo de zona climática y en total son cerca de veinte, aquí se llevaban a cabo sencillos experimentos de temperatura el agua de un recipiente dejado a la intemperie de las terrazas superiores se congela en las heladas noches mientras que en las terrazas inferiores se conserva el calor y el agua no se congela, es probable que aquí se obtuviera las numerosas variedades de patatas y muchas otras plantas y frutas comestibles, muchas plantas nativas de este lugar por alguna razón no sobrevivieron en otras tierras probablemente aquí nacieron las numerosas variedades de maíz, el maíz era considerado en el Imperio el producto de más valor y la comida preparada con maíz digna de los Dioses, en el territorio de todo el imperio la primera temporada de labranza era acompañada con solemnes ceremonias mientras que el propio Gran Inca abría el primer zurco y comenzaba la siembra personalmente, los campesinos comenzaban a labrar primero los campos del estado y del templo dejando los cuidados de su parcelas para el final, una parte de la cosecha se enviaba a los numerosos almacenes o Colcas situados en las capitales de las provincias a cambio del impuesto laboral cada habitante del imperio recibía solidas garantías sociales, en tiempos de guerras y desastres naturales cada uno era abastecido de productos y todo lo necesario para la vida precisamente de estos almacenes, en tiempos de paz desde aquí se proporcionaba ayuda a las viudas, huérfanos, enfermos y ancianos, por regla general las Colcas se construían a lado de los templos como por ejemplo en el complejo de Racchi, se consideraba que todas las reservas eran propiedad de los Dioses y del Gran Inca, los depósitos colindaban con las casas de las mujeres escogidas “Huaqyiahuasis”  pues entre las obligaciones de las sacerdotisas que habitaban allí estaba la preparación de ofrendas, otros almacenes por su forma eran denominados Pirwa según una de las versiones de aquí procede el nombre del Perú de la palabra Pirwa que significa “abundancia, riqueza”, depósitos de este tipo fueron descubiertos cerca del complejo montañoso de templos de Pisac, Pisac se encuentra a treinta y dos kilómetros de Cusco, aquí comienza el Valle Sagrado de los Incas, se extiende por cientos de kilómetros a lo largo del rio Urubamba, este es el eje de toda la concepción del mundo de la civilización Inca donde el papel principal es desempeñado por el vínculo entre el mundo terrestre y celestial, se consideraba que en el Valle Sagrado de los Incas se encontraba reflejada en la Vía Láctea conjuntamente con varias constelaciones: Llama, Cóndor, Árbol; utilizando el paisaje natural y construyendo terrazas los sacerdotes Incas hacían visibles a la Tierra estas constelaciones celestes como si estuvieran creando sus reflejos, una cuesta montañosa denominada Pico del Cóndor es otro ejemplo de la arquitectura sagrada, el cóndor para el mundo  de los Andes simbolizaba el conductor entre dos mundos, el cóndor vuela por las alturas cerca al mundo de los Dioses, construye sus nidos en las más altas cimas de las montañas, el cóndor se alimenta de carroña y es reverenciado como guardián de las almas de los muertos, no es casualidad que en Pisac se encuentre una de las necrópolis más grandes y antiguas, las almas de los muertos se encuentra aquí bajo la segura protección del cóndor terrenal y celestial, al enterrar las momias los Incas consideraban que simbólicamente sembraban muertos para después recoger la cosecha de los vivos, el complejo del templo de Pisac está compuesto por la torre de vigilancia, ciudadela que protege de los enemigos la entrada al Valle Sagrado de los Incas incluye también el observatorio donde los sacerdotes observaban el movimiento de los cuerpos celestes y también el templo del Sol. Las paredes protegían el altar del templo el “Inti Huatana” lugar donde se ata el sol, después de la conquista Española los sacerdotes de la inquisición ordenaron destruir estos altares sagrados en todo el territorio del Imperio, con la ayuda de la pólvora y los cañones fueron destruidos muchos centros Sagrados de los Incas.

Incluso el día de hoy la palabra Inca es para muchos Peruanos sinónimo de bien y justicia, el orgullo por el pasado del gran imperio del Tahuantinsuyo crece en los corazones y mentes de los jóvenes habitantes de los Andes, los escolares Peruanos aprenden de memoria la lista de gobernantes de la dinastía de los Incas: Manco Capac, Capac Yupanqui, Inca Roca, Pachacutec, Huayna Capac, estos hombres resucitan del olvido un talentoso y laborioso pueblo cuya energía y coraje conforman hoy el principal tesoro de esta tierra.

La antigua ciudad de Ollantaytambo ubicada a sesenta kilómetros de la capital imperial del Cusco demarca el limite el Valle Sagrado de los Incas más adelante un accidentado camino conduce a la selva tropical, afortunadamente Ollantaytambo no sufrió la suerte de muchas antiguas ciudades Incaicas, no fue completamente destruida ni abandonada, es más este es uno de los pocos lugares del Perú donde la gente vive en las mismas casas que algún día pertenecieron a la antigua aristocracia Incaica, la vida ha cambiado su ritmo pero igual que ayer mucho antes del amanecer en las panaderías se enciende el fuego y muy temprano por la mañana los panecillos frescos horneados con leña de eucalipto son llevados al mercado, aquí hace mucho tiempo están acostumbrados a los misterios de la antigüedad, uno de esos misterios se encuentra tirado en medio de la calle ¿Cómo llegaron aquí estos enormes bloques de piedra?  Estos monolitos son denominados “piedras cansadas” fueron traídas de canteras que se encuentran al otro lado del rio pero no fueron llevadas hasta el lugar de las obras de construcción, se cansaron por supuesto no las piedras sino quienes la llevaban sin embargo esta es solo una versión, un intento de encontrar una explicación.

Ollantaytambo guarda celosamente sus misterios, los secretos de las gigantescas piedras, el núcleo de la ciudad estaba constituido por dieciocho bloques esenciales, el dibujo del plano de construcción se asemeja al contorno de una mazorca de maíz alargada, los habitantes de lugar dicen que aquí crece el mejor maíz del Perú y por consiguiente el mejor del mundo, sin embargo el porqué de la construcción de Ollantaytambo tiene que buscarse en lo alto de la ciudad, allí sobre las áreas residenciales se encuentra el templo principal, cada mañana el sol aparece por detrás de la montaña del frente y vierte sus rayos sobre su santuario. En la antigüedad su fachada estaba revestida por planchas de oro al toque de los rayos del sol el templo empezaba a brillar como una verdadera joya, aquí en la parte superior de Ollantaytambo es donde se encuentra lo más misteriosos que hay en esta ciudad “el muro de los seis monolitos”. Gran parte de lo que fue construido en torno a este majestuoso altar parece un intento de constructores pigmeos de continuar el trabajo de desconocidos constructores gigantes, son sorprendentes las delgadas capas de piedra que se encuentran entre los gigantescos bloques surge nuevamente la impresión de blandura de la materia rocosa que rellena el espacio entre los enormes monolitos y sin embargo el pórfido es una de las rocas más duras ¿Qué poderoso genio pudo concebir y crear esto? ¿Qué gigantes constructores poseían una técnica tan asombrosa para labrar la piedra? La memoria de la humanidad ha conservado la historia de la Atlántida, sus habitantes sabían trabajar así la piedra y cualquier otro material, probablemente los gigantes de pórfido de Ollantaytambo, los restos de la caída de la antigua civilización de los atlantes se conservaron hasta la época de los Incas, sobrevivieron la gloria de los hijos del Sol y han llegado hasta nuestros días.

Otro santuario más es el templo de los diez nichos, las leyendas conservaron para Ollantaytambo la fama de ser el lugar donde se guardaban los corazones de los gobernantes del Tahuantinsuyo, las momias de los Incas y sus esposas se conservaban en el templo principal de la Capital en cambio sus corazones encontraban la paz eterna en Ollantaytambo, es posible que fueran cuidadosamente guardados en estos nichos, la mampostería de piedra de los muros es de un trabajo asombroso no hay respuesta a la pregunta de cómo fue creado esto, por ejemplo conseguir tal calidad de ejecución para los empalmes entre bloques hoy es posible solamente utilizando tecnologías de alta precisión, los especialistas confirman que un corte semejante puede realizarse con una cuerda de acero solo en un material blando, hasta ahora el pueblo guarda a leyenda del que el pequeño pájaro “Pito” que vive entre las cotizadas rocas conoce el secreto de como ablandar las piedras ¿Qué hierbas es necesario recoger?

Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin